Reseña: “Cazadores de sombras: Ciudad de hueso” (“The Mortal Instruments: City of Bones”) de Cassandra Clare

cob1

“Ciudad de hueso” es una novela romántica, emocionante, divertida y… demasiado larga. Si Cassandra Clare la hubiera aligerado unas 100-125 paginitas el ritmo habría mejorado notablemente. Hay momentos -véase “el cambio de Simon” y su posterior rescate- que suenan a peaje que hay que pagar, a tópicos con los que cumplir en el género “paranormal romance”… cuando precisamente la mayor virtud del libro es aceptar esos tópicos de los que parte para darles la vuelta y crear una historia original y con gancho, protagonizada por personajes creíbles y empáticos. Me ha gustado mucho, tiene un potencial maravilloso para ser llevada al cine (espero lo mejor del film); y podría recomendarla fácilmente a cualquier persona para iniciarse en el mundo de los Libros Young Adult, la novela contiene lo mejor del género: personajes descubriéndose a sí mismos y superando sus miedos, un mundo fantástico con algún giro original, una narración divertida y emocionante; y muchos (y muy ricos) momentos románticos.

Además, “Ciudad de hueso” es una magnífica presentación de una saga que preveo emocionante, emotiva, espectacular… y muchos más adjetivos de este tipo que no necesariamente tienen que empezar por “e”. Como carta de presentación de lo que está por venir, “Ciudad de hueso” es un libro ejemplar: presenta un mundo complejo de forma sencilla y divertida, hace que nos identifiquemos con sus personajes (ya sea el duro con corazón de Jace, la sensible y peleona de Clary, el malencarado-con-un-secreto de Alec… y hasta el tímido e irónico de Simon) lo suficiente como para querer seguir acompañándolos en su viaje; y deja abiertas suficientes incógnitas como para que esperemos el segundo libro como agua de mayo, ¡hay demasiadas cosas pendientes!

cdh2

Pero, por encima de todo y como decía al principio, estos primeros cazadores forman un excelente libro Young Adult: siguiendo el molde de “Crepúsculo”, no neguemos la obviedad, es lo suficientemente bueno y su historia es lo suficientemente rica como para crearse una personalidad propia (es decir, exactamente lo contrario que “La Selección” con respecto a “Los Juegos del Hambre”, por ejemplo). Los personajes son el mayor acierto de la novela de Cassandra Clare; con peores protagonistas, más aburridos y menos creíbles, la trama “fantástica” (sobre la que luego hablaré) hubiese sido demasiado fantástica, demasiado delirante (para mi gusto) como para invertir mi tiempo y mi interés como lo he hecho. Pero lo cierto es que la historia de Jace, Clary, Alec, Isabel (¿Alec, Isabel y Jace? ¿Tres chicos “con poderes” que están juntitos como una piña todo el rato? ¡No dejaba de pensar en “Roswell”!), Luke, Jocelyn, Valentine y compañía me ha tenido intrigado desde la primera página hasta la última. Quería saber qué era de ellos, son ellos quienes me han llevado volando por algún episodio aburrido o alguna sub-trama prescindible. Con respecto a cómo empiezan y cómo acaban todos, especialmente Jace y Clary, es evidente que recorren un poderoso arco de personajes y tengo ganas de saber cómo siguen avanzando (… ¿juntos?).

Tras los personajes, lo que más me ha gustado son esos continuos chispazos de humor, frescos y muy agradecidos, que salpican todo el libro. Cassandra Clare tiene muy buena mano para relajar situaciones y descargar la tensión con unas risas como Dios manda (no sonrisas, digo RISAS con mayúsculas). Es algo que no había encontrado en otros libros Young Adult y que he encontrado de lo más refrescante. Pondré algunos ejemplos (en inglés, porque me compré el libro por 3 libras en UK):

“What “hey” thing?” he replied (…)

“The “hey” thing that guys always do. Like when you saw Jace and Alec, you said “hey”, and they said “hey” back. What´s wrong with “hello”?”

She thought she saw a muscle twitch in his cheek. “”Hello” is girly,” he informed her. “Real men are terse. Laconic.”

“So the more manly you are, the less you say?”

“Right.” (…) “That´s why when major badasses greet each other in movies, they don´t say anything, they just nod. The nod means, “I am a badass, and I recognize that you, too, are a badass,” but they donñt say anything because they´re Wolverine and Magneto and it would mess up their vibe to explain.”

Otras veces, el humor puede venir en tan solo una frase:

“Madame Dorothea shot him a dark look. “If you were half as funny as you thought you were, my boy, you´d be twice as funny as you are”.

Pero, generalmente, donde brilla es en los diálogos:

“Is there anything I could get for you?” he asked. “Something to drink? Some tea?”

“I don´t want tea”, said Clary, with muffled force. “I want to find my mother. And then I want to find out who took her in the first place, and I want to kill them”.

“Unfortunately,” said Hodge, “we´re all out of bitter revenge for the moment, so it´s either tea or nothing”

bones1

Pero no todo es perfecto en la novela, para mi gusto le sobra “revoltijo” de trama paranormal, hay un exceso de vampiros, hombres-lobo, demonios, ángeles… ¡Han echado de todo a la cazuela y hala, a revolver! La idea de juntar a todos los seres supernaturales de éxito de los últimos tiempos en una misma trama no está mal, en teoría, pero me parece que no acaba de mezclar bien. Pondré un ejemplo un poco extraño pero que creo que viene al caso: en la película “Underworld” de Kate Beckinsale (hablo de la primera, que es la que he visto) se las apañan para tejer una trama y una mitología que une irremediablemente a hombres-lobo y vampiros. Los unos sin los otros, en la historia creada en la película, no pueden existir. Sin embargo, Cassandra Clare se limita a juntar a todos porque sí, lo mismo da si en lugar de vampiros fueran, qué sé yo, zombis, momias o mujeres-luciérnaga. Y ya que estamos hablando de vampiros… la idea de las “motos-vampiro”, que “funcionan con energías demoníacas” me parece de lo más ridículo que he leído en mucho tiempo. Además es un plagio de lo que hace “Ghost Rider”, el personaje de Marvel, con su moto. Una pena lo de las vampirocicletas, de verdad.

Quitando eso, “Ciudad de hueso” es una novela teen estupenda, con una estructura bastante trabajada en lo que respecta a revelación de sorpresas y desarrollo de acontecimientos, que deja claro que Cassandra Clare, aparte de tener bastante sentido del humor y una buena narración (inferior, sin embargo, a la poesía que alcanza en ocasiones “Hermosas Criaturas”), tiene perfectamente controlada la historia que está contando, con un final realmente potente y adictivo que deja de ganas de más.

The Apple 3 de 5