5 secretos de “La Mansión de los Secretos”

chris1

1. El libro ha sido escrito a cuatro manos: Chris Columbus (director de tantísimas películas, como las dos primeras “Harry Potter”, por ejemplo) y el escritor Ned Vizzini colaboraron para dar forma a esta aventura protagonizada por tres chicos de 10, 13 y 15 años, respectivamente; que se ven obligados a enfrentarse a una misteriosa mansión que fue construida hace siglos por un escritor de fantasía. La casa tiene algo así como vida propia, con lo que tenemos un cruce de “Los Goonies”, “Jumanji”, “Harry Potter” y “Las Crónicas de Spiderwick”.

2. Conexión Emma Roberts: Que Edison Price Vizzini, apodado “Ned”, haya colaborado con Chris Columbus en el libro no es casualidad. Con la adaptación de la novela al cine (que dirigirá el propio Columbus), estaba claro que la novela partía como una historia visual desde la primera página. Vizzini ya ha trabajado para televisión escribiendo guiones para “TeenWolf” y la cancelada (pero curiosa) serie “Last Resort”, por lo que sabe cómo escribir para el medio audiovisual. Además, su novela “It´s kind of a funny story” fue llevada al cine en 2010 en una película bastante regulera, pero que cuenta con la sólida interpretación de Emma Roberts, una actriz de la que somos muy fans en Brenda Forever.

Chris Columbus

Por cierto, que no somos los únicos fans de Emma Roberts. Nuestro post sobre su cancelada serie basada en la saga “Delirium” es uno de los más leídos del blog.

3. Original pero no tanto: Lo de la mansión creada por un escritor loco suena divertido… pero no lo es tanto cuando la novela nos recuerda a las premisas de otras obras como “La historia interminable”, o eso es lo que nos dicen en Revista Krítica.  Lo que nos lleva a una cuestión que suele salir a la palestra últimamente: ¿se están perdiendo los libros Young Adult verdaderamente originales? ¿ha sido malo el boom del género para la creatividad en las historias del mismo?

4. Era un guión de cine: La novela era originalmente un guión para una película llamada “Stones of Time”. Tras escribir 90 páginas y darse cuenta de que la película costaría poco menos de 500 millones de dólares (una auténtica burrada -las películas más caras suelen costar entre 250 y 300 millones de dólares-), Columbus decidió reorientar la historia como una novela juvenil… tras tenerla abandonada en un cajón durante un par de años.

5. Un solo escritor no la hubiese sacado adelante: Cuenta Chris Columbus que él solo no hubiese sido capaz de completar una novela ya que jamás había escrito una. Es por ella que se puso a buscar a un autor ya probado y con experiencia en las novelas young adult. Lo que le llevó a fichar a Ned Vizzini para el proyecto fue la calidad de sus novelas y cuánto le encantaban los diálogos de las mismas. Y el proyecto fue avanzando reescribiendo cada uno lo que le entregaba el otro… así hasta terminar el primero de los tres libros que compondrán esta trilogía.

· Puede que te interese: 5 cosas que no sabías de “Percy Jackson y el mar de los monstruos”

· Pinchando aquí tenéis una entrevista muy interesante con Chris Columbus donde cuenta algún otro secreto de la novela y su gestación

Os dejamos una entrevista con los autores bastante reveladora:

Reseña: “La chica zombie” de Laura Fernández

zo

Esta es la primera de nuestras críticas en formato reducido. Y es así porque solo he leído 60 páginas del libro. Aunque le hubiera puesto muchas ganas, sé que no hubiera disfrutado de su lectura. No es que sea un suplicio pasar las páginas de “La chica zombie”, pero sí es que una lectura exigente: demanda del lector una alta tolerancia a las bestialidades y a las obscenidades.

¿Es eso algo malo? No, es hasta respetable. Habrá gente a la que le encante, a mí mismo me pueden gustar cosas de las que me han repugnado en el libro si las veo por ejemplo en “True Blood”; pero en este libro se me han hecho muy cuesta arriba. Podría definir mi experiencia leyendo esas 60 páginas como desagradable. Y no precisamente por el componente zombie.

El argumento es el siguente: Erin Fancher, una adolescente de dieciséis años, se despierta horrorizada al comprobar que… ¡está muerta! ¿Está siendo Erin realmente devorada por gusanos o lo que le está ocurriendo es sólo producto de la terrible (y brutal) imaginación adolescente? Una divertida novela sobre la adolescencia, sobre lo duro que es ser adolescente. Pero también es una novela sobre lo complicado que resulta ser tú mismo.

La verdad es que la premisa es original y divertida, enfocar lo de convertirse en un zombie como metáfora de la adolescencia, pero… lo que decía, que es muy desagradable. En primer lugar, no creo que este libro deba estar en la sección “Infantil y Juvenil” de las librerías y bibliotecas (ay, madre, hablo como un señor mayor); y, en segundo, no me ha dado tiempo a captar todos esos simbolismos y analogías zombies = adolescentes.

Me he quedado en el bloqueo inicial de leer tanta vulgaridad. No he podido pasar de ahí, lo siento. Yo prefiero cosas más amables y sencillas, menos amargas. Pero dejemos a un lado mis prejuicios, que han quedado claros, y veamos qué más nos ofrece la novela (al menos en esas 60 primeras páginas): un estilo interesantísimo y personal de escribir de la autora (otra cosa no, pero Laura Fernández SABE escribir un rato), diálogos divertidos y juguetones; y un retrato más que creíble del ambiente High School americano a pesar de estar escrito por una española.

Además, todas las descripciones suenan a nuevas, la autora sabe contar las cosas con gancho. Si escribiera la versión light para puritanos de esta novela, seguro que me encantaba. No recomiendo el libro porque yo soy muy blandito y sensiblero, pero a un lector con la piel más dura seguramente podrá interesarle.

Tenéis un POST INTERESANTÍSIMO sobre “La chica zombie” y la mezcla adolescentes-zombies en este enlace.

The Apple BN

Delirium cancelada: Emma Roberts se queda sin serie Young Adult

deli1

Se acabó lo que se daba… incluso antes de que se lo empezaran a dar. Con tan solo el piloto rodado, la Fox ha decidido no dar luz verde a “Delirium”, la serie de televisión que adaptaba la trilogía de novelas Young Adult de Lauren Oliver. Nos quedamos sin nuestra querida Emma Roberts cada semana en nuestros televisores (o laptops o tabletas, según la persona) y sin una serie que podría haber sido bastante interesante.

“Delirium” cuenta la historia de Lena Haloway (Emma Roberts), una chica de 17 años que se enamora… en un mundo del futuro en el que está prohibido enamorarse, vaya por Dios. No le da a la chica por hacerse un tatuaje o ponerse un piercing en el ombligo, no, ¡tenía que enamorarse! En la novela, el amor es una enfermedad y su nombre es “amor deliria nervosa” y yo diría que no se equivocan demasiado. ¿No te pones todo nervioso y venga a delirar cuando te enamoras? ¡Enfermedad claramente!

deli3

El piloto de “Delirium” contaba con Billy Campbell (no el personaje de Melrose Place, sino el actor) y Melinda McGraw en su reparto, pero tanto ellos dos como la sobrina de Julia Roberts van a tener que buscarse nuevos trabajos. Una pena. La Fox argumenta que tiene un presupuesto limitado y ha preferido darle salida a dos series a las que ve más posibilidades. Sin embargo, uno empieza a darle vueltas al porqué de la cancelación y puede que la Fox tenga sus motivos para hacerlo:

→ ¿Demasiado cerebral?: Lo del amor está bien y a mí el concepto “enamorada en un mundo donde el amor está prohibido” me gusta mucho… pero el concepto funciona mucho mejor sobre el papel que en una pantalla. Una serie de televisión debe ser acción, movimiento, sucesos que capten tu atención para que no te pongas a tuitear todo el rato (aunque en tu caso no hay remedio, ¿eh?). Lo de “me enamoro aunque me lo prohíben” me suena a (no he leído el libro) interiorizar sentimientos, debatir con uno mismo y comerse la cabeza en plan Wanda en “The Host”. En aquella película lo solucionan insertando secuencias de acción y persecuciones; pero admitamos que lo de hablar con tigo mismo, con tu propia voz en off, puede aguantarse en una película de dos horas, pero difícilmente puedes aguantarlo una hora cada semana, una temporada entera.

→ ¿Falta de tirón?: Emma Roberts es una actriz de eficacia probada (como Raid), ahí está su papelón en “Scream 4” para demostrarlo… pero admitamos que sostener una serie en ella solita a lo mejor es demasiado. El resto del reparto me parece poco o nada atractivo, especialmente para los jóvenes que deberían ver esta serie.

→ ¿Cadena equivocada?: Lo que nos lleva directamente a preguntarnos si esta serie no hubiera encontrado mejor acomodo en la CW, la cadena teen por excelencia. O en ABC Family (que abraza los argumentos del amor y los sentimientos puros). La Fox no suele ser muy paciente con las series y ya se ha visto con “Delirium”, que se la ha llevado por delante a la mínima duda.

¿Y vosotros, creéis que la serie puede encontrar una segunda vida si colgaran el piloto en Amazon o en YouTube? ¿Podría reconvertirse el proyecto en una película? Tus comentarios son bienvenidos, no como el amor ese, ¡es más malo que un resfriado!

Bella Thorne (“Shake It Up”) vende su propia saga Young Adult a Random House

bella1

Noticias importantes, Bellarinas del mundo (así es como se denominan sus fans, no me lo he inventado): La actriz Bella Thorne, conocida por “Los magos de Waverly Place” y, sobre todo, “Shake It Up” (“A todo ritmo”); acaba de pegar un pelotazo bueno: le ha vendido su propia saga de novelas Young Adult a la editorial Random House… ¡a ver si va a resultar que Bella se compró el mismo libro que nosotros para aprender a escribir novelas YA!

bella2

La serie de libros se llamará “Autumn Falls” y la autora Elisa Allen co-escribirá las novelas junto a la actriz. Elisa Allen ya “colaboró” (ejem) con Hilary Duff en la novela teen “Elixir”. Hmmmmm, ¿nos encontramos ante un caso de “tengo una idea para una novela pero ya si eso que lo escriba otra y yo solo pongo la foto en la contraportada”?

Bella dice que quería escribir algo con lo que los jóvenes pudieran sentirse identificados y que, además, tuviera “un poco de magia”. Veremos.

Reseña: “Celacanto” de Jimina Sabadú

cela

Inauguramos la etiqueta “otras lecturas” con la reseña de “Celacanto” de Jimina Sabadú, novela ganadora del XVI Premio Lengua de Trapo de Novela. Seamos claros: no es una lectura fácil. Al menos no lo es si sois de mollera dura, como yo. Si vuestro cociente intelectual es tan bajo como el mío, que decís “cociente” en vez de “coeficiente”, os va a costar. Este libro es para leerlo con reposo, a sorbitos pequeños, para ir leyendo, asimilando y comprendiento. Y para deleitarse cuando llegan los buenos momentos, que los hay y son muy grandes.

Esto no es un page-turner como ciertas novelas Young Adult; aquí hay Youngs y también Adults, sí, pero es una historia más ruda, más peliaguda, con menos universe-building y más chicha (parece una contradicción pero no lo es). Y creo yo que con más talento, una buena frase de esta novela vale por capítulos enteros de otras. “Celacanto”, vamos a ver si he entendido bien algo de esto, cuenta la historia de (in)comprensión de varios niños entre sí, hacia los adultos y consigo mismos; podríamos decir que es una “coming of age story” de esas, pero con un realismo, una crueldad, una honestidad y, en ocasiones, una belleza inusuales. La novela tiene una estructura rocambolesca (desordenada se le queda corto) porque mezcla el pasado con el presente, los pensamientos de los personajes con sus diálogos, las descripciones pueden ser preciosos recuentos… de cosas que no pasan en realidad; y el estilo es tan disfrutable como odioso, lleno de poesía y parones, frases cortas mezcladas con párrafos sin comas, etc. No os voy a mentir: yo he ido avanzando a trompicones. A veces cogía velocidad de crucero y me maravillaba y me reía; y otras veces tenía que volver a empezar a leer la página que ya había terminado porque no me había enterado absolutamente de nada.

La historia transcurre en un campamento de verano similar a alguno de la infancia de la autora y muchos de sus pasajes nos pueden recordar a vivencias de nuestras propias infancias (tan duras y patéticas como pueden ser si las despojamos del favor nostálgico). Velocidad de lectura y goce individual de cada uno aparte, lo que está claro es que la autora puede escribir, I mean, SHE CAN WRITE. Os dejo una crítica que ha entendido el libro mucho más (y mejor) que yo y unas cuantas perlas del mismo antes de darle la puntuación debida con las manos de Crepúsculo:

El sonido de la bañera y de las cañerías lo envuelven. Se queda muy quieto, escuchando esa implotación metálica en suspenso. El calor del agua lo abraza y el dulce sabor de la humedad le arruga las yemas de los dedos. En algún momento, el resquicio del frío entra por la puerta de su subconsciente. Quizá es hora de respirar. ¿No era eso un ruido?

Voy a matar a Santiago le voy a dar tantos puñetazos que va a vomitar sangre Santiago es un asqueroso, un asqueroso rastrero y un cerdo y voy a acabar con él está arruinando mi vida si no estuviera en clase nadie se metería conmigo. Cuando no viene todo está tranquilo odio que la señorita Carmen me trate como si estuviera loco yo no estoy loco los voy a matar a todos les voy a dar tantos puñetazos que van a vomitar sangre les voy a golpear la cabeza contra el bordillo hasta que…

Luis se adelanta para coger a Jorge. La mano de su padre es siempre así de áspera. Las palabras de ánimo, cuando las pronuncia él, son porosas y permeables.

Ellos tres, en el adosado borde de la carretera, saben lo que es la soledad. Pero son discretos al respecto.

Violeta no se encuentra a sí misma en el espejo. Ve unos ojos rasgados, una boca pequeña. Se encuentra de bruces con el pelo ceniciento y corto, casi puntiagudo. Abre el grifo y moja el peine; le echa agua. Lo domará. Lo domará por más que le cueste. Pero es tan trabajoso… ¿Cuánto va a tardar en volver a su ser? (…) Porque Sandra, a sus once años, ni está aquí ni está allí. No tiene rasgos de nada, pero son cautivadores como las ondas sobre el agua.

Son niños y desde arriba son un patrón de caos, como un hormiguero para un observador inexperto.

Estas que vienen puede que sean mis líneas favoritas de todo el libro:

Le sostiene la mirada mientras le entrega el plato de papel. La tarta de chocolate tapa el dibujo de un pato con gorro de papel y pajarita. Un pato cuyas alas sujetan una trompeta a juego con el gorro. Un pato que triunfa en la vida.

Günnel miraba sarcástica y repetía una frase que empezaba abajo, subía, punteaba dos veces en el suelo, tocaba el techo y terminaba a la altura del estómago con su voz de campanas graves. Al final llegaba Lasse y ella le decía algo en un tono muy diferente mientras su madre se cruzaba de brazos. Era como oír un concierto rápido de oboes.

Lasse buscaba lugares habitados en ese planeta yermo que eran los ojos de Günnel.

the-apple-3-de-5

Writing Young Adult Fiction for DUMMIES: Resumen (1 de 3)

lib1

Como ya os conté en este post, me compré en Amazon un libro de la famosa colección “para DUMMIES” en el que daban algunas claves para aprender a escribir un libro Young Adult. Tras haber leído unos cuantos y sintiendo el poderoso deseo de escribir uno de mi propia cosecha, pensé que no me vendría mal un poco de ayuda antes de ponerme a la labor. Aún no he terminado el libro (voy tomando apuntes de lo más importante y estoy dejando pendientes los ejercicios para hacer cuando lo acabe), pero lo que sí quiero ir haciendo mientras lo voy rematando es contar aquí qué me parece el libro, si creo que da consejos útiles o no; y si merece la pena que os lo compréis (en el caso de que tengáis tantas ganas como yo de escribir un libro Young Adult).

lib2

He decidido dividir mi resumen del libro en tres partes y en cada una de ellas haré un pequeño recuento de lo que cuenta Devorah Halverson, la autora, para así ir yo “poniendo en claro” todo lo que estoy leyendo y espero que aprendiendo. En las fotos que acompañan al post podéis ver mi “lugar de trabajo”, donde habitualmente me pongo a hincar codos, leyendo y tomando mis apuntes generalmente al ritmo de alguna canción teen-related. Mis apuntes los tomo en un cuaderno que me compré en un Tiger por 2 euros, por cierto. Sin más dilación, vamos allá:

El Capítulo 1: The Lowdown on YA Fiction, da una idea general de este tipo de literatura, cuáles son sus características más reconocibles y cuáles son algunos de los libros y autores que mejor ejemplifican las mismas (y no son los más conocidos únicamente, da muchos otros ejemplos que yo no conocía -todos estos ejemplos de libros y autores YA, o muchos de ellos, los incluiré en un futuro post-). En el Capítulo 2: Targeting Teen Readers la autora da unas cuántas ideas para que el argumento, los personajes y el tema de nuestro libro encaje perfectamente en el demográfico de lectores que buscamos (que es a partir de los 12 años, por debajo de eso podríamos calificarlos como libros infantiles y no juveniles).

lib3

Algo muy interesante a la hora de elegir el género de nuestra novela YA (paranormal romance, history, etc) es ceñirse a tres reglas durante todo el libro: limitarse a dos géneros y no meter ninguno más (paranormal + romance = OK; paranormal + romance + history = TOO MUCH); hacer que nuestra historia pertenezca más a un género que a otro de los dos que podemos mezclar (¿nos centramos más en la mitología de los hombres-lobo o en el romance de nuestra heroína con el líder de la manada?); y poner siempre la historia por delante de los trucos para hacerla más atractiva (una buena historia no necesitará de trucos, o al menos no abusará de ellos).

En este segundo episodio, además de a elegir géneros, la autora nos ayuda a elegir un “tema teen universal” que será el tema de fondo de nuestra novela. Los géneros de “Crepúsculo” serían el paranormal y el romance, pero su tema sería el de la superación personal de Bella con respecto a sus miedos y frustraciones. Así pues, algunos de estos temas son: popularity, self-steem, being cool, body image, pregnancy, surviving adversity, accepting change, general coming of age… Hay muchísimos más en el libro, una buena fuente de ideas más que una “biblia” para crear el próximo éxito YA.

Porque “Writing Young Adult Fiction for Dummies”, al menos en sus cinco primeros capítulos (que son los que llevo leídos hasta el momento), se revela como una buena fuente de ideas e información, te da una idea clara de cómo “ponerse a la labor de escribir”, pero -de momento, insisto- no te da ningún “truco” o “pócima secreta” para conseguir un exitazo tipo “Los Juegos del Hambre” o “Cazadores de sombras”. Hay muchas columnas de autores “invitados” que cuentan sus propias experiencias y dan consejos, y esas columnas son generalmente muy útiles porque son experiencias en primera persona de un autor que ha publicado muchos libros.

lib4

Pongamos un símil: si quisieras ser un maestro pizzero y crear las pizzas más exitosas del mundo, este libro sería un libro de recetas y de cómo comprar los mejores ingredientes y de qué forma tener la cocina limpia y bien ordenada. No sería un libro donde revelan el secreto para las masas esponjosas, no cuentan cómo hacer la salsa barbacoa tan adictiva del Domino´s Pizza, ni cómo conseguir ese pepperoni en su punto exacto de “crunchiness”. De momento, insisto en que solo llevo cinco capítulos, es más una “visión general” con algunos consejos realmente útiles que un dossier secreto con “todos los secretos revelados”. Eso sí, yo ya vengo con cierta experiencia en lo de escribir (digo experiencia, no éxito…). Si nunca te has puesto en serio a escribir una novela o una historia, encontrarás el libro MUCHO más útil y con muchos más “secretos”.

En el Capítulo 3: Managing your muse, la autora da ideas para inspirarse (algunas sorprendentes y divertidas) y dice cómo dividir el libro antes de ponerse a escribirlo. En el Capítulo 4: Writing the Almighty Hook ya nos metemos verdaderamente en materia y propone ejercicios prácticos para tener claro de qué va nuestro libro, cuál es nuestro protagonista y su conflicto principal y en qué circunstancias se desarrollará. El Capítulo 5: Creating teen-friendly characters es el que más útil me ha parecido hasta ahora. Se enuncian 3 claves necesarias para nuestro protagonista antes de comenzar la historia (una necesidad o deseo tan fuerte que no será frustrada por ningún obstáculo, un punto débil, y una fortaleza básica para poder superar el punto débil… y conseguir satisfacer la necesidad o deseo). Además, consejos muy necesarios para crear personajes secundarios, cómo hablar como un adolescente, cómo crear personajes creíbles a través de la acción, los diálogos y sus comportamientos. Además, ideas para crear a enemigos y antagonistas creíbles y que conecten con los lectores. Como bonus extra, diferencias básicas a la hora de escribir un protagonista masculino o femenino (antes de establecerlas, la autora da un consejo genial: no estás escribiendo un chico o una chica, estás escribiendo UNA PERSONA).

Ah, que no se me olvide, el libro está muy bien escrito, con un vocabulario muy rico y variado (cuidado si tu inglés no es muy allá) y no se hace pesado en ningún momento. Eso sí, a veces podría ser más directo y quitar algo de paja. Si el resto del libro sigue como el Capítulo 5 va a mejorar considerablemente. Ya os contaré.