“Insurgente” es una palabra rara, y una película mediocre

i1

“Insurgente” es una película que no cuenta nada. Tenemos un montón de elementos ahí, desparramados por la pantalla, a ver si alguno pega con el otro y sale la moneda de cara y lo llamamos película. Pero no. Tenemos a la aspirante a Katniss Everdeeen haciendo de “líder” de la revolución -o lo que sea esa marabunta de personas que van tras de ella a no sabe muy bien dónde-, tenemos a la mala oficial -una Kate Winslet menos exagerada que en la primera parte- y tenemos muchos efectos especiales como de XBox Live, con realidades virtuales que añaden aún más confusión a la mezcla. Pero ¿historia, motivaciones, mensajes? Cero patatero. Y en dos horas que dura el invento, tiene delito.

i2

El director de “Insurgente” es un señor alemán llamado Robert Schwentke, un delincuente que viene ya con antecedentes: “Red” o “Departamento de policía mortal” son suyas. Este tipo se las ingenia para desarmar lo poquito que había conseguido el director de “Divergente”. Porque no es que la primera parte fuera una maravilla, pero al menos Neil Burger le insufló energía y vidilla a lo que no era más que un rip-off descarado de “Los Juegos del Hambre”. Bueno, pues llega el alemán y lo manda todo a tomar viento. Las secuencias de “sueño/realidad alternativa”, imaginativas e intrigantes en “Divergente”, son ahora un batiburrillo obsceno y aburrido. Un mamotreto insoportable, francamente. Y creo recordar que en la primera parte, cada sueño/realidad alternativa ayudaba a la protagonista a progresar en su historia personal. Ahora solo ayuda a pensar en qué te vas a hacer de cena cuando llegues a casa.

Cuando a la media hora ya ves que eso no va a levantar el vuelo, piensas “oye, a lo mejor los actores me salvan la papeleta”. Bueno, pues tampoco. Shailene Woodley, estupenda actriz, no es Jennifer Lawrence. Esta chica no ha roto un plato en su vida y que nos la quieran vender como heroína de acción pues no cuela. Hay una escena en la que tienen que bajar una escalera ella y su novio. Atentos a sus maneras bajando una escalera. Repito: es una actriz estupenda (comprobadlo en “The Spectacular Now” o “The Descendants”), pero ha sido mal elegida. Luego tenemos a Theo James, que tiene el mismo carisma de un palo de escoba. Más tarde aparecen en escena Naomi Watts, y es cuando entiendes el dicho ese de “más perdido que un elefante en una cacharrería”. Y no me hagáis hablar de Maggie Q. Que el mejor actor de la función sea Jai Courtney (su persecución de la protagonista al comienzo del film merece un aplauso) dice mucho de cómo está el nivel.

i3

Ah, también sale Miles Teller. Lo de este actor es curiosísimo. Hay veces que dan ganas de pegarle un abrazo de lo bien que lo hace (“Whiplash”, “The Spectacular Now”) y hay otras que le darías con un paquete de guisantes congelados en la cabeza de lo insoportable que está (“Una noche loca”). En “Divergente” es más bien la opción número dos. Se toma aquello como un corto grabado en casa con los colegas, como si no fuera con él la cosa, él ha ido a por el cheque. Kate Winslet, como digo, intenta reprimir su tono cartoon de la primera parte, y lo consigue. No dudo de que ha sido iniciativa suya tras verse en la primera parte. El alemán ni se enteró de esto.

Resumiendo: una historia tan hueca, increíble y ripeadora de éxitos ajenos merecía a un director competente para vendernos la burra. Pero el tipo que está al frente es un incompetente. El resultado es que el castillo de naipes que era la primera parte (entretenida y hueca como un huevo Kinder) se ha caído estrepitosamente. Quizá lo peor que puedo decir de “Insurgente” es que, tratándose de una historia de liberación del mundo, realidades virtuales, persecuciones a vida o muerte, distopías y cortes de pelo porque sí… es que es aburridísima. Y en eso no creo que haya muchas opiniones divergentes.

manzanasç

Ah, que no se me olvide:

insurgenterae

Reseña: “How I Live Now” (“Mi vida ahora”) de Meg Rosoff

howw

Te pones a leer los piropos que ponen al principio del libro (“praise for How I Live How”) y no sabes si están exagerando. Toda esa gente de los periódicos y las revistas deben estar exagerando. Ese Mark Haddon del incidente del perro tiene que estar exagerando. “A crunchily perfect knock-out of a debut novel” dice The Guardian, “That rare, rare thing, a first novel with a sustained, magical and utterly faultless voice”, dice Mark Haddon; y mi cita favorita, la del New Statesman, que ni siquiera sé si es un periódico de verdad: “It already feels like a classic, in the sense that you can’t imagine a world without it”. Es cierto, la novela se siente tan clásica cuando estás inmerso en ella que hasta te hace dudar, ¿seguro que esta novela no existía ya en el imaginario colectivo? Esta historia tan buena, tan bien escrita, tan emocionante, tan emotiva, tan breve pero tan profunda… ¿no… esto no existía ya?

Se publicó originalmente en 2004 pero ha sido en los últimos años cuando “How I Live Now” se ha convertido en una novela popular, gracias a la adaptación cinematográfica protagonizada por la maravillosa Saoirse Ronan. Menos mal. Porque esta novela merece ser leída. Para empezar, es uno de los mejores libros Young Adult que hemos leído en los últimos tiempos y, atentos, NO TIENE NINGÚN ELEMENTO PARANORMAL, ni zombis, ni hombres-lobo, ni los siempre estupendos vampiros… No los necesita. Para ser emocionante, preciosa y muy sensible, ¿sabéis de qué se basta? De seres humanos. De unos personajes creíbles y respetables y su historia. La resumiremos brevemente: chica americana es enviada por su padre a vivir con sus primos que ni siquiera sabía que tenía en una zona rural de Inglaterra. La chica y el primo se enamoran. Llega una guerra. Son separados. Y luego… Luego pasan muchas cosas que tenéis que leer vosotros.

Una de las mayores virtudes del libro es la manera, personalísima y casi revolucionaria, que tiene de contar los hechos. Todo lo cuenta la protagonista del relato, cada vez que habla otra persona lo que nos llega es la versión de la prota de lo que dijo esa persona. No hay “diálogos”, solo la interpretación de la protagonista de los mismos, lo que le da una agilidad a la narración maravilloso. A eso hay que unirle que apenas hay comas y muy pocos puntos. Es como si Meg Rosoff hubiera querido replicar el pensamiento de una chica de 16 años, sin ponerle ningún tipo de filtro o reflexión, así que damos con párrafos maravillosos, aparentemente impetuosos pero extraordinariamente bien escritos, divertidos y contundentes. Ejemplo:

He didn’t look at me while I was talking, but after a few minutes he lay back and his knee rest against my knee and I got another one of those feelings you’re not supposed to get from your cousin and I wondered very quietly to myself What Was Happening Here but of course it doesn’t matter how quietly you wonder things when Edmond is listening.

En ocasiones la autora lleva esta técnica hasta el extremo y en al menos un par de ocasiones tenemos páginas enteras sin una sola coma o punto y es algo tremendo. Otras de las virtudes del libro son el sentido del humor de la protagonista (de vez en cuando suelta algún sarcasmo muy de agradecer), lo emocionante de la historia y un final completamente inesperado, al menos para mí. Una de las mejores lecturas que he tenido últimamente. A ver qué tal la peli.

the-apple-4-de-5

 

Reseña: “Warm Bodies” de Isaac Marion (“R y Julie” en España, el libro en el que se basa “Memorias de un zombie adolescente”)

wb0

Es lo que pasa cuando, mucho antes de que se supiera que iban a hacer una peli del invento, te llega a España una novela llamada “Warm Bodies”. Ponte a traducirla literalmente y llamarla “Cuerpos calientes”… ¿acaso queremos que el personal crea que es una secuela de “Cincuenta sombras de Grey”? Pues no. Es un libro Young Adult de tomo y lomo, tan fresco y sorprendente como para sobreponerse, y bien pronto, a su manido (pero cierto) punto de partida: “Crepúsculo con zombies”. Sí, lo es. Pero no es todo lo que es, ni mucho menos. Por cierto, al libro en España decidieron llamarlo “R y Julie”, un título tan pobre que me dan ganas de arrancarle la portada a cada ejemplar que veo en las librerías. ¿¿¿”R y Julie”??? Sí, vale, la comparación “Romeo y Julieta” y todo eso (presente en la propia novela), pero… podríamos haberle echado un poquito de gracia al asunto. El título que le dieron a la peli en España, “Memorias de un zombie adolescente”, tampoco es que sea para tirar cohetes pero al menos te da una idea clara del contenido. En fin, centrémonos en la novela.

wb1

“Warm Bodies” es el estupendo, enérgico, firme, divertido y poético debut como autor de Isaac Marion. Originalmente lo publicó como un relato corto llamado “I Am a Zombie Filled with Love” (“Soy un zombie lleno de amor”) en su página web hasta que se la compraron como novela los chicos de Atria Books, división de Simon & Schuster. ¿Es aquel relato tan bueno como la novela? ¿Cuánto ha quedado de la historia original del autor en el libro completo? Nada mejor que comprobarlo por ti mismo: pincha aquí y lee el relato. El argumento de la novela es tal que así: “R” es un zombie que, curiosamente, “despierta” a la vida cuando está muerto. Es un zombie con conciencia, con recuerdos, con… corazón. R conoce a Julie, una de las pocas humanas que quedan en la Tierra y, lejos de comérsela, decide protegerla del resto de zombies. A partir de aquí tenemos persecuciones, recuerdos reprimidos, secuencias de acción, acercamientos románticos… no le falta de nada, la verdad.

Esta novela me ha encantado. Es una de las mejores que he leído del género. Veréis, muchas novelas Young Adult (muchas de ellas las dejo a medias y ni siquiera las reseño aquí) suenan a copia barata de productos de éxito: “esta es Crepúsculo pero con X”, “esta es Los Juegos del Hambre pero con X”, “esta es una mezcla de Crepúsculo con Los Juegos del Hambre”… “Warm Bodies” es una novela con personalidad que, por cosas de la vida, se inserta en el género Young Adult. El autor escribe una historia que tiene en la cabeza y luego ya encaja con naturalidad donde tenga que encajar. No suena a “vale, ya tengo mi mundo distópico montado, ahora necesito al protagonista supernatural y la chica”… que sí, que todo eso ESTÁ en la novela, pero todo eso NO ES la novela. No sé si con el paso del tiempo “Warm Bodies” se convertirá en un clásico, pero que es uno de los textos más valientes, inteligentes y divertidos de los últimos años tiene que ser cierto a la fuerza.

wb2

Deconstrucción fresca del saturado “frenesí zombie” que vivimos en el cine y la literatura, este libro merece mucho la pena. No es demasiado largo y se lee rápido. Y todo es nutritivo: personajes bien construidos (¿lo habrán respetado en la peli?), descripciones con chicha y verdad, reflexiones interiores de nuestro “zombie” protagonista que pasan de la profundidad a la parodia en un chasquido de dedos… sin perder ni la profundidad ni la gracia. Y además de todo esto, la historia más o menos romántica de “R y Julie” es creíble, sincera y emotiva cuando toca. Como única nota negativa confieso que me “salté” dos o tres escenas de acción (que pierden la frescura y originalidad que preside el resto del libro).

· Podéis (¡y debéis!) leer las primeras páginas del libro pinchando aquí, creo que os engancharán

The Apple 4 de 5

Reseña: “La puntuación” de Lauren McLaughlin

puntu

He aquí uno de los peores libros que he leído en mi vida. Bueno, que he medio-leído… tuve que desistir en la página 35, tras dos largos y horrendos capítulos. Pido perdón a Laura Fernández por haberle dado a su libro la misma puntuación que a este. Este es un INSULTO al lector, el otro intentaba cosas y la autora SABÍA ESCRIBIR. Este solo pretende una cosa: robarte el dinero de la cartera. Por suerte para mí, me lo pillé en mi biblioteca, a donde pienso devolverlo rápidamente.

Misma premisa distópica que hemos leído cien mil veces antes, esta vez es un “futuro cercano” en el que las videocámaras NOS VIGILAN MUCHO (¡oh!) y los estudiantes está divididos en castas según su “puntuación”, que no son solo las notas escolares sino comportamientos personales y demás. Cualquier fallito te resta puntos y te relegan a una casta peor y blablabla… Todo es aburrido, artificial, insulto y no tiene ningún sentido. Los protagonistas llevan nombres como “Imani”, “Anil” o “Isiah” (¿?) y cada tres líneas dicen algo así como “necesito 97 puntos para estudiar esto, ahora con 76 solo puedo optar a esto otro”; a lo que el otro personaje contesta: “yo necesito 89 para conseguir una beca y la Corporación no me da más de 81, tengo que esforzarme más”…

Como le dijo Liam Neeson a Jar-Jar Binks en “La amenaza fantasma”: “La capacidad de hablar no te hace inteligente”. Algo parecido le diría a la autora de “La puntuación”: la capacidad de escribir muchas palabras no te hace escritora. Y juntar 220 hojas llenas de palabras no convierten a esto en una novela.

Puedes leer aquí el primer capítulo, donde solo se intuye lo malo que es. El capítulo dos es el matador de verdad.

the-apple-bn

“The Spectacular Now”, el libro Young Adult que está arrasando en cines

spe1

Sí, está arrasando en cines, porque han hecho una adaptación a la pantalla grande del texto original y está funcionando como un tiro en todos los festivales de cine donde se proyecta, que cuente con Shailene Woodley de protagonista seguro que también influye (podéis leer un artículo con TODO lo que debéis saber sobre la peli en Brenda Forever). Pero centrémonos en el libro: novela de Tim Tharp de 2008 publicada en Estados Unidos por Random House Children´s Books y finalista del National Book Award (premios literarios que se entregan cada año en Estados Unidos a las mejores obras del curso). Todo esto está muy bien, pero ¿de qué va “The Spectacular Now”?  Pues de un fiestero de mucho cuidado que conoce a una empollona. Y se cambian la vida mutuamente. ¿O no?

Venga, os damos más detalle: Sutter Keely es el alma de la fiesta (“the life of the party”, que dicen los yanquis, “vida” y no “alma”, ya ves tú) y el tío más popular del insti (sí, estas cosas siguen existiendo). El problema es que no le interesa nada el futuro, ni ir a la universidad, ni un futuro trabajo… con estar de party all night long y ligarse a una chica distinta cada poco tiempo tiene más que suficiente para estar entretenido. Pero una mañana con una resaca importante (en el libro se toca el tema de los excesos del alcohol) se topa con Aimee, una chica con una vida social poco menos que desastrosa… algo que Sutter se propone cambiar. Sin embargo, lo que parecía un simple experimento se convierte en algo más cuando Sutter descubre que esta tal Aimee es una chica especial, tan especial que le ha tocado la patata.

spe2

La novela está narrada en primera persona, desde el punto de vista de Sutter Keely, y ha sido alabada por su acertado retrato de tantísimos jóvenes que andan desconcertados ante esa cosa llamada “la vida adulta” (leer con eco). ¿Cómo afrontar las inseguridades y debilidades que tenemos cuando vemos que se nos acaba la vida fácil y se aproximan, poco a poco, las responsabilidades y la toma de decisiones?

5 secretos de “La Mansión de los Secretos”

chris1

1. El libro ha sido escrito a cuatro manos: Chris Columbus (director de tantísimas películas, como las dos primeras “Harry Potter”, por ejemplo) y el escritor Ned Vizzini colaboraron para dar forma a esta aventura protagonizada por tres chicos de 10, 13 y 15 años, respectivamente; que se ven obligados a enfrentarse a una misteriosa mansión que fue construida hace siglos por un escritor de fantasía. La casa tiene algo así como vida propia, con lo que tenemos un cruce de “Los Goonies”, “Jumanji”, “Harry Potter” y “Las Crónicas de Spiderwick”.

2. Conexión Emma Roberts: Que Edison Price Vizzini, apodado “Ned”, haya colaborado con Chris Columbus en el libro no es casualidad. Con la adaptación de la novela al cine (que dirigirá el propio Columbus), estaba claro que la novela partía como una historia visual desde la primera página. Vizzini ya ha trabajado para televisión escribiendo guiones para “TeenWolf” y la cancelada (pero curiosa) serie “Last Resort”, por lo que sabe cómo escribir para el medio audiovisual. Además, su novela “It´s kind of a funny story” fue llevada al cine en 2010 en una película bastante regulera, pero que cuenta con la sólida interpretación de Emma Roberts, una actriz de la que somos muy fans en Brenda Forever.

Chris Columbus

Por cierto, que no somos los únicos fans de Emma Roberts. Nuestro post sobre su cancelada serie basada en la saga “Delirium” es uno de los más leídos del blog.

3. Original pero no tanto: Lo de la mansión creada por un escritor loco suena divertido… pero no lo es tanto cuando la novela nos recuerda a las premisas de otras obras como “La historia interminable”, o eso es lo que nos dicen en Revista Krítica.  Lo que nos lleva a una cuestión que suele salir a la palestra últimamente: ¿se están perdiendo los libros Young Adult verdaderamente originales? ¿ha sido malo el boom del género para la creatividad en las historias del mismo?

4. Era un guión de cine: La novela era originalmente un guión para una película llamada “Stones of Time”. Tras escribir 90 páginas y darse cuenta de que la película costaría poco menos de 500 millones de dólares (una auténtica burrada -las películas más caras suelen costar entre 250 y 300 millones de dólares-), Columbus decidió reorientar la historia como una novela juvenil… tras tenerla abandonada en un cajón durante un par de años.

5. Un solo escritor no la hubiese sacado adelante: Cuenta Chris Columbus que él solo no hubiese sido capaz de completar una novela ya que jamás había escrito una. Es por ella que se puso a buscar a un autor ya probado y con experiencia en las novelas young adult. Lo que le llevó a fichar a Ned Vizzini para el proyecto fue la calidad de sus novelas y cuánto le encantaban los diálogos de las mismas. Y el proyecto fue avanzando reescribiendo cada uno lo que le entregaba el otro… así hasta terminar el primero de los tres libros que compondrán esta trilogía.

· Puede que te interese: 5 cosas que no sabías de “Percy Jackson y el mar de los monstruos”

· Pinchando aquí tenéis una entrevista muy interesante con Chris Columbus donde cuenta algún otro secreto de la novela y su gestación

Os dejamos una entrevista con los autores bastante reveladora: